Inicio / INTERNACIONALES / INDYCAR / LA INDYCAR CAMBIA EL TRADICIONAL FORMATO DE LA CARRERA FINAL

LA INDYCAR CAMBIA EL TRADICIONAL FORMATO DE LA CARRERA FINAL

Sea cual sea la sede de la última cita de la temporada de la IndyCar, ésta no otorgará el doble de los puntos, normativa que está en vigencia desde 2015 y que nunca había sido puesta en desuso aún.

Más allá de las cancelaciones, los nuevos responsables de la categoría -el grupo Penske- a nivel de competición ya han tomado la primera decisión deportiva del año. En vistas de un calendario potencialmente reducido, dada la no reintroducción de las carreras en Barber, Long Beach y Austin, la última carrera del 2020 no tendrá puntaje doble, según una información del prestigioso medio especializado RACER. Esto ocurrirá independientemente del lugar en el que se celebre.

La medida de acabar el campeonato con doble puntuación, destinada a mantener el campeonato vivo hasta la última carrera, se introdujo en 2015, pese a que la divisional máxima de monopostos de los Estados Unidos llevaba desde 2006 determinando a su campeón en la fecha final.

En cuanto a las cuestiones de calendario, a día de hoy, el inicio de la temporada sigue estando previsto para el Dual in Detroit, la doble prueba programada en el semi-urbano de Belle Isle los días 30 y 31 de mayo.

Sin embargo, esta programación tiene muchas posibilidades de verse impedida por el intenso avance del Coronavirus en el estado Michigan, el cuarto con más contagios (6.498) y fallecidos (184) de los Estaodis Unidos, y donde ya existe la prohibición de salir a la calle para la ciudadanía. Una determinación similar es la que se contempla con la Texas 600 si el óvalo no puede acoger la carrera del fin de semana del 6 de junio, lo que situaría a Road America como nueva primera prueba el domingo 21 de junio.

Además, según el ya mencionado medio RACER, la intención de IndyCar pasa por no utilizar el fin de semana del 17-18 de octubre, que alberga el Petit Le Mans (última ronda del IMSA, en Road Atlanta), salvo que sea absolutamente imprescindible. A su vez, la posibilidad de realizar más fines de semana en conjunto con la NASCAR, como ocurrirá en julio el circuito mixto de Indianápolis.

Más allá del aspecto puramente competitivo, Indianápolis y la Indy 500 sigue siendo la prioridad número 1 a proteger para Penske Entertainment, conglomerado encargado de la gestión de todos los activos que Roger Penske adquirió a la familia Hulman-George.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: motor.es

Te puede interesar

EL INDYCAR DE LA FUERZA AÉREA DE LOS ESTADOS UNIDOS

El Ed Carpenter Racing presentó la decoración del monoplaza que honrará el avión Bell X-1 …