Inicio / INTERNACIONALES / WRC / LOS SOLBERG, UNIDOS POR EL SAFARI DE KENIA
Manfrey

LOS SOLBERG, UNIDOS POR EL SAFARI DE KENIA

Oliver Solberg disputará, a partir de mañana, por primera vez -al igual que todos los participantes del WRC-, del Safari Rally de Kenia, competencia del Rally Mundial que su padre Petter también disputó y en una situación particular también.

En 1999, Petter viajó en el último momento a Nairobi para sustituir al lesionado Thomas Rådström en la alineación de Ford, sólo un par de días antes de que comenzara los reconocimientos, en lo que era su vez primera con un Focus World Rally Car.

Ahora, su hijo de 19 años, Oliver, se encuentra en África tras ser elegido a última hora por el equipo Hyundai 2C Compétition.

Aquí, el campeón del mundo de 2003, comparte sus aventuras con su hijo Oliver y le ofrece su visión de lo que supone estar al volante en el rally keniata.

Oliver Solberg: Si puede darme un consejo antes del Safari Rally Kenya, ¿cuál sería?

Petter Solberg: No acaricies a los leones. No, ya sabes que esto va a ser duro. Tienes que ser paciente y sensato en este rally. De acuerdo, no es tan largo como solía ser antes, pero la naturaleza de las carreteras sigue siendo la misma.

OS: ¿Cómo de duro? ¿Peor que Acrópolis?

PS: No conozco los caminos y sólo he visto el mismo vídeo [de los organizadores] que tú, pero cuando estuvimos antes en África, las pistas y los agujeros de la carretera podían ser increíbles. Y a veces venían en medio de una sección a sexta a fondo. Tienes que estar preparado para cambiar tu forma de pensar sobre los rallies. Si te toca una sección muy lenta, tienes que estar preparado para entender que vas a reducir la velocidad hasta la más lenta que jamás hayas pilotado un coche de rally y pasar por sobre algunas piedras muy grandes, y luego volver a salir.

OS: ¡No puedo esperar! Sé que se habla mucho de que este no es el mismo rally que hace 20 años y pico, pero sigue siendo Kenia. Vamos a Kenia para el Safari Rally y eso es una sensación realmente especial.

PS: ¿Qué es lo que más te entusiasma?

OS: Creo que es toda la aventura. A veces tengo que pulsar un poco el botón de pausa y decir: «Tengo 19 años y mira lo que estoy haciendo». Me siento la persona más afortunada del mundo. El mero hecho de ir a ver este paisaje, esta gente y este lugar es muy especial, pero ir allí y pilotar el coche de rallies más rápido del mundo, es otra cosa. Sólo con hablar de ello se me ponen los pelos de punta.

PS: Es emocionante…

OS: Lo es, se siente más emoción que en otros rallies. No sé.

PS: Es un poco por el lugar. África es un sitio tan diferente de donde competimos normalmente – vas allí y sabes que saldrás del lugar con historias. La gente es increíble y una de las más agradables del mundo, el ambiente en torno a los rallies es increíble. Atraviesas algunos de estos pueblos y todo el mundo está allí, de pie al lado de la carretera, animando y saludando. En realidad, te hace sentir humilde.

OS: Tiene grandes recuerdos de esos lugares…

PS: No se olvidan esos momentos. Sabes, esta gente no tiene mucho en su mundo, pero recuerdo los momentos en los que Phil [copiloto de Mills] y yo nos parábamos a un lado de la carretera y la gente se acercaba y te ofrecía bebidas y comida, es increíble.

OS: ¿Y qué hay de tu primer Safari? Leí una historia muy divertida sobre cómo llegó a su primer Safari: ¡iba a Finnskog!

PS: Así es. Había hecho la maleta. Había firmado con Ford y estaba haciendo algunos rallies en Noruega con el Escort [WRC]. Estaba preparado para Finnskog y tenía muchas ganas. Recibí una llamada de Malcolm [Wilson] diciéndome: «Petter, para. Tenemos un nuevo plan. Ven al Safari ahora…» Era muy tarde, pero el equipo me metió en el primer vuelo a Kenia.

OS: ¿Pero qué pasa con Thomas [Rådström]?

PS: Ah, vale. Esa parte de la historia… Yo no estaba allí, pero la razón por la que iba era porque Thomas, se resbaló en el suelo del hotel y se rompió la pierna. O esa era la historia que nos contaron. Lo que realmente sucedió fue un poco diferente. Colin le hizo un placaje de rugby a Thomas después de haber salido a cenar.

OS: Debido a las normas, ¿tuviste que llevar a otro copiloto?

PS: No podía llevar a Phil, así que tuve al copiloto de Thomas, Fred Gallagher. Tengo que decir que Fred estuvo fantástico. Tenía mucha experiencia en ese rallye. Me contaba muchas cosas y me ayudaba mucho. Él y Malcolm estaban hablando y creo que sentían que yo iba demasiado rápido y demasiado fuerte. Esto es lo que había que entender para el Safari, era completamente diferente a un evento europeo o a algún lugar como Nueva Zelanda. Había que respetar la carretera, el coche y todo lo demás. Fred me hizo bajar mucho la velocidad, pero lo hizo de una manera muy buena. Me hablaba todo el tiempo como si fuera una persona igual a él.

OS: Esa fue tu primera carrera como piloto oficial. ¿Qué se siente terminarla quinto?

PS: Fue un resultado especial. Colin ganó el rallye y yo fui quinto, pero me sentí realmente parte del equipo. Colin se detuvo, se paró por completo en un charco y yo me detuve para ayudarle a salir del agua y seguir adelante. Saber que había ayudado a Colin y al equipo a ganar esta prueba fue fantástico para mí. Al año siguiente volví a ser quinto, pero entonces tuvimos dos abandonos con problemas técnicos en el Subaru. Perdimos una rueda en 2001 y tuvimos un problema de motor en 2002.

OS: ¿Fue el rally más duro que hiciste?

PS: Fue diferente. Sí, en África hace mucho calor, pero cuando vas a 160 o 180 km/h todo el tiempo tienes una buena corriente de aire en el coche y es mucho más fresco que en algún lugar como Chipre, donde vas de curva en curva a 80 o 90 km/h y no entra aire por las rejillas de ventilación. Y, no lo olvides, teníamos un helicóptero sobre nosotros todo el tiempo. Eso fue genial. Phil estaba cantando las notas y entonces me llegaba una voz del helicóptero diciéndome que había un montón de elefantes o jirafas sobre la siguiente curva. El helicóptero sobrevolaba a los animales e intentaba ahuyentarlos del camino; si no podían, me decían que me mantuviera a la izquierda o a la derecha.

OS: ¡Es increíble!

PS: Ah, fue una época especial. Esta vez tendréis helicópteros de seguridad, pero las carreteras están cerradas para todo el mundo.

OS: Para ti estaban abiertas, lo que significaba que a veces podías pasar por delante de un autobús u otra cosa; es una locura pensar en competir así. Pero el tiempo ha cambiado un poco ahora.

PS: Así es. Pero el Safari seguirá siendo un auténtico desafío.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente y foto: wrc.com

JEA

Te puede interesar

LATVALA Y LAS SENSACIONES DE QUE SU RÉCORD SEA BATIDO POR ROVANPERÄ

El director del equipo Toyota, Jari-Matti Latvala, ha asegurado estar orgulloso por ceder el lugar …