Inicio / INTERNACIONALES / DAKAR / EL FUTURO DEL DAKAR
Manfrey

EL FUTURO DEL DAKAR

El Dakar, fiel a su espíritu pionero e innovador, se compromete este año a construir el futuro del rally raid con cero emisiones de carbono.

A lo largo de sus 43 ediciones, las transformaciones más importantes llevaron a la supresión de los GPS para otorgar mayor protagonismo a la navegación o a la limitación de las cilindradas. Con el tiempo, se fue construyendo un dispositivo de seguridad fuera de lo común e incorporando los avances tecnológicos, con el uso de los iritracks, de las balizas Sarsat, del sistema Sentinel y, este año, de los airbags en las motos.

Por todo estos motivos, el Dakar también se ha comprometido este año a seguir pensando en el futuro del rally raid. Así, en el marco de una rueda de prensa celebrada en Neom al término de la novena etapa de la edición 2021 en Arabia Saudita, los organizadores han explicado la forma en la que el Dakar buscará fomentar la innovación ecológica en el mundo del rally raid.

El reciente anuncio del proyecto “THE LINE” por parte de Neom apunta a un nuevo enfoque de la sostenibilidad basado en el desarrollo de promociones urbanísticas positivas en carbono alimentadas por energía 100% verde, aportando así un entorno libre de contaminación, más saludable y sostenible para sus residentes.

El Dakar inicia, por tanto, un ambicioso plan de transición energética llamado “Dakar Future”. Esta transición energética gradual se centrará en dos ejes: los motores de autos y camiones que disputan la carrera además de las emisiones relacionadas con la logística necesaria para la organización de la prueba.

Un laboratorio para motores alternativos
En cuanto a los vehículos, el Dakar ejercerá plenamente su rol de laboratorio al aire libre para promover, poner a prueba y validar los avances técnicos de los fabricantes, puesto que los vehículos de carrera de hoy se convertirán en los vehículos de serie de mañana.

La introducción será gradual, pero contará con un calendario muy concreto:

A partir de la edición 2022, se creará una categoría específica de “energías renovables” para otorgar mayor visibilidad a los competidores que empleen coches y camiones híbridos, eléctricos, propulsados por hidrógeno u otras técnicas que garanticen una reducción significativa de las emisiones. Los reglamentos deportivos se adaptarán para tener en cuenta el equilibrio de rendimiento, con el fin de que todos los proyectos sigan siendo competitivos.

En 2026, todos los competidores élite de las categorías de autos y camiones del Dakar deberán obligatoriamente inscribir vehículos que respondan a la nueva norma que fijará emisiones muy bajas.
Posteriormente, el desarrollo de estas tecnologías deberá beneficiar también a los competidores amateurs para que puedan, a su vez, cumplir esta exigencia a partir de 2030 si quieren poder participar en el Dakar. De esta manera, desde 2030, todos los competidores de las categorías de autos y camiones del Dakar deberán hacerlo, obligatoriamente, con vehículos de emisiones muy bajas.

Un vivac alimentado por energías sin carbono
Por otra parte, el Dakar inicia un amplio proyecto de transformación para la creación de un vivac exclusivamente alimentado con energías renovables. Este año se lleva a cabo una experiencia piloto en una parte del vivac de Neom. La sala de prensa, la pantalla del briefing, así como el espacio de competidores y oficiales se verán alimentados durante dos días por una innovadora tecnología con paneles solares que permite la producción, el almacenaje y la redistribución de la energía.

Pero, en un futuro cercano, todo el vivac dakariano será así en cada jornada de acción.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: dakar.com

JEA

Te puede interesar

LAMENTABLEMENTE, EL DAKAR CONCLUYE CON UN PILOTO FALLECIDO

En el transcurso de su traslado en el avión sanitario desde Jeddah hacia su Francia …