Inicio / INTERNACIONALES / WRC / LATVALA PONDERA LA SEGURIDAD DE LOS NUEVO RALLY1
Manfrey

LATVALA PONDERA LA SEGURIDAD DE LOS NUEVO RALLY1

El director del equipo Toyota Gazoo Racing, Jari-Matti Latvala, ha elogiado el reglamento en cuanto a normativa de seguridad los Rally1, tras el accidente que detuvo las pruebas del equipo en Francia, el mes pasado.

Elfyn Evans se accidentó mientras preparaba el Rally de Montecarlo que arrancará la próxima temporada (del 20 al 23 de enero), la cita inaugural de la nueva era del Rally1 con motor híbrido, dañando el GR Yaris WRC tanto que la reparación no se pudo realizar in situ.

Aunque el accidente retrasó la primera aparición de Sébastien Ogier en este coche, aumentó la confianza en las estructuras de seguridad mejoradas de los coches de Rally1.

Esas sensaciones se vieron reflejadas después de que Thierry Neuville estrellara fuertemente su Hyundai i20 N WRC Rally1 también en Francia el pasado fin de semana. El belga y su copiloto Martijn Wydaeghe fueron trasladados al hospital, y este último sufrió una lesión en el hombro, pero les dieron el alta más tarde ese mismo día.

Aunque los detalles sobre el accidente siguen siendo escasos, las imágenes de las redes sociales de las secuelas que muestran el coche en un rio barranco abajo sugieren que las medidas de seguridad evitaron lesiones más graves.

«El de Elfyn fue el primer accidente real que vimos con estos coches, así que desde este lado fue muy positivo. Estamos contentos de cómo ha funcionado todo, de cómo las medidas de seguridad y todo lo demás han hecho su trabajo«, dijo Latvala

Al respecto, los coches del Rally1 incorporan un amplio cambio en el reglamento, incluyendo una célula de seguridad de acero totalmente nueva para proteger a la tripulación, que ofrece una mejora significativa en la seguridad frente a la intrusión de impactos frontales, superiores y laterales.

Cuando se le preguntó si el accidente había afectado a algún elemento híbrido del coche, Latvala dijo que todas las áreas del híbrido, incluidos el motor, el inversor y la batería, permanecían intactas. Pues los tres están sellados en una caja capaz de soportar un impacto de hasta 70G.

«La razón por la que tuvimos que detener el test de Elfyn fue que nos faltaban algunas piezas. No fue un gran impacto. Como se trata de un coche nuevo, todavía llevamos algunos paneles nuevos y otras cosas; no los teníamos con nosotros, así que tuvimos que volver a Finlandia«, agregó Latvala.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente y foto: wrc.com

JEA

Te puede interesar

M-SPORT, SIN APURO POR CONFIRMAR SUS PILOTOS EN WRC2

El director del equipo M-Sport Ford, Richard Millener, asegura que no tiene prisa por nominar …