lunes 18 diciembre, 2017
Inicio / NACIONALES / RALLY NACIONAL / LIGATO Y LAS CLAVES DEL ÉXITO

LIGATO Y LAS CLAVES DEL ÉXITO

LigatoGarciaER (1)Marcos Ligato habló de su cuarta conquista en el Argentino y repasó el duro camino que debió atravesar con su estructura para alcanzar este presente soñado. “Lo más difícil es mantenerse, pero el equipo tuvo un arranque tan difícil y tan duro que eso nos fortaleció mucho”, contó.

Los dolores de cabeza y los grandes sinsabores ya parecen haber quedado atrás; cada vez más lejos. Hoy Marcos Ligato y Tango Rally Team están asociados firmemente a la palabra éxito. Tras sumar su tercera corona consecutiva en la clase Maxi Rally (2014, ´15 y ´16 al mando de un Chevrolet Agile MR) y su cuarta en el Rally Argentino (en 2005 se consagró en la N4 con un Subaru Impreza), el piloto cordobés contó sus sensaciones de su reciente conquista alcanzada en la cita de Entre Ríos, aunque para hablar de este exitoso presente debió remitirse al pasado.

“Sin dudas lo más difícil es mantenerse, pero el equipo tuvo un arranque tan difícil y tan duro que eso nos fortaleció mucho. Dicen que de los errores se aprende… Y el equipo tuvo muchos errores y momentos difíciles, hasta caóticos… Trabajábamos para obtener resultados y no aparecían; los autos se paraban por cosas insólitas que te hacían dudar y hasta pensar en bajar los brazos. Pero el equipo se fue decantando; quedó la gente que apostó al futuro del mismo y a que el trabajo que estábamos haciendo era el correcto; tuvo fe en la forma de pensar. Se terminó armando un grupo muy bueno y sólido. La base es esa; los chicos que hoy están vivieron horas muy difíciles acá adentro y saben la diferencia entre el éxito y el fracaso. Valoran el éxito que estamos teniendo y siguen trabajando para evitar volver a lo que fue alguna vez el equipo. Pienso que si la escuadra hubiese nacido ganadora, el presente sería distinto. Hubiese sido más factible dormirnos en los laureles”, destacó.

“Hoy estoy orgulloso con el equipo que tengo. Y tanto a mí como a Rubén (García, su navegante) todo eso nos fortaleció mucho. Nos hace vivir el presente día a día y trabajar para seguir mejorando ya que ninguno de los dos pretende volver a esos malos momentos, entonces tratamos de acompañar al equipo con los resultados. Ellos hacen lo suyo y nos entregan un auto que es un tanque de guerra y nosotros nos dedicamos a tratar de hacerlo ganar”, agregó quien cosechó una nueva corona a falta del Gran Premio y que suma cinco triunfos en esta temporada (La Rioja, Tafí del Valle, La Manzana, Tucumán y Villa Dolores).

Esa energía positiva que hoy los acompaña, se traslada a sus actuaciones. “No es lo mismo llegar a una carrera y que esté todo el equipo organizado, que no tengas que renegar porque falta una cosa o que se equivocaron en esto, que se rompió el auto en el shakedown… Porque así fue durante muchos años; era ir a las carreras a amargarse, mentalizados en saber cuál era el problema que iba a aparecer primero. En mi cabeza aun tengo momentos de largar y ver autos del equipo parados y en ese momento ya estabas pensando que cuando llegara a la asistencia me iba a putear el padre del cliente… Teníamos muchos problemas: de organización, de confiabilidad, era complejo el tema. Pero todo ese sacrificio hoy vale la pena”, afirmó.

Respecto a su reciente conquista, el de Río Ceballos destacó algunas diferencias con las anteriores: “El equipo trabajó igual o mejor que antes. La diferencia es que este año con Rubén hicimos esas dos carreras del Mundial (Argentina y Finlandia) que nos dio un ritmo distinto, superior al normal que veníamos teniendo. Corrí el Rally de la Argentina y anduve mejor de lo que esperaba. Terminé todo el proceso de preparación del Mundial y cuando me subí al Maxi Rally sentí esa diferencia de estar en otro ritmo. Tengo muy en claro cuáles fueron mis buenos y malos momentos. Yo hasta el 2005 que me dediqué a solamente manejar y estuve en buenos equipos, logré un nivel muy alto y de hecho en ese 2005 gané casi todo. En el 2006 me metí en esta aventura de tener un equipo propio que al principio fue demasiado ambiciosa, me equivoqué al querer abarcar más de lo que podía y se me complicó todo. Empecé a tener responsabilidades en las carreras que antes no tenía y que con el tiempo aprendí a delegarlas. Tenía que hacer de piloto, dueño de equipo y manager. Me costó, al punto de que se me pasó muchas veces por la cabeza el dejar de correr. Pero no bajé los brazos y nos fuimos achicando. Hoy tengo buena gente y voy a una carrera y siento que llego a un equipo oficial, con todo organizado. En el 2005 mis objetivos eran otros, el panorama era más amplio; hoy es bien focalizado en ganar el campeonato argentino y en lograr que el equipo funcione bien. Se nos viene dando, así que se valora mucho más”.

Ligato se ha convertido en el referente de la especialidad de los derrapes en estas tierras, desbancando al múltiple campeón Federico Villagra. “Son etapas. Federico no tengo dudas de que no se olvidó de manejar. Creo que hoy la diferencia está en que nosotros le hemos encontrado la vuelta al auto, al equipo…tenemos un presente quizás mucho más ordenado que el suyo. Él lo tuvo en su momento. Siempre lo tuve muy en claro que cuando él ganaba no era que yo me había olvidado de manejar sino que el que tenía las cosas bien ordenadas era él y no nosotros. Y también que en el momento en el que lográramos hacer funcionar al equipo, íbamos a estar arriba”, sostuvo.

¿Cómo hacer para mantener este nivel tan alto? “De la forma en que lo estamos haciendo hoy, ya trabajando para el año que viene, pensando en qué podemos mejorar porque por más que el auto sea súper competitivo siempre hay algo para mejorar. En tratar de tener los recursos económicos para que el nivel no decaiga, eso es fundamental. Si seguimos haciendo bien las cosas, todo eso va a seguir estando”, respondió.

Y de cara al 2017, Ligato sabe que se vendrá una nueva etapa con los MR con motorización 1.6 turbo. “Creo que estamos yendo por buen camino. Los pasos previos a correr con los motores turbo los estamos haciendo bien. Los autos andan bien y tienen un potencial muy grande. Hay un tema periférico de temperatura que nos está costando, pero ya le vamos a encontrar la vuelta. Y en eso, sacando al equipo Barattero que viene corriendo hace tiempo, al resto le estamos haciendo una ventaja”, manifestó.

Te puede interesar

LA PALABRA DE LOS TETRACAMPEONES

Luego de terminar la competencia en Cruz del Eje, y de haberse consagrado por quinta …