viernes 16 noviembre, 2018
Inicio / NACIONALES / RALLY NACIONAL / “HAY QUE SALIR A GANAR, NO QUEDA OTRA”

“HAY QUE SALIR A GANAR, NO QUEDA OTRA”

Gerónimo Padilla fue segundo en Entre Ríos y se sorprendió de “pelear tan adelante” ya que hacía dos meses que no corría. “Estamos bien, funcionando de gran manera”, indicó el tucumano que marcha cuarto en el torneo y aún se ilusiona.

“A propios y extraños les llamó la atención nuestra tarea. Es más, hasta nosotros mismos pensábamos que nos iba a costar muchísimo agarrar ritmo…”. Pese al faltazo en Toledo (Córdoba), Gerónimo Padilla pareció no sentir demasiado la falta de ritmo. Incluso comenzó arriba en el Rally de Entre Ríos, batalló a la décima por la etapa inicial (la perdió por apenas cuatro décimas) y finalizó como escolta de Federico Villagra en la clasificación general de esa octava fecha del año.

“Contento porque no nos esperábamos pelear tan adelante. Desde la Vuelta de la Manzana, es decir casi dos meses, venía sin subirme al auto. Y en Concepción del Uruguay ni siquiera pudimos probar en el shakedown ya que se suspendió por la lluvia. Pero salí y gané el primer tramo; eso me ayudó a tomar confianza”, indicó quien maneja un Peugeot 208 MR atendido por el Baratec.

“Y cuando estás ahí arriba, ya no queda otra que pelear, ja. Nos cuidamos mucho en la parte del barro que tenía la PE2 y ahí nos hicieron ventaja; esa fue la diferencia del Día 1. Pero no me arrepiento de nada porque veníamos fuera de ritmo. Después del domingo prefiero no hablar porque aún estoy molesto con esa complicación que existió con una referencia y que nunca supimos bien cómo era. En definitiva, pierdo la carrera por 25,6 segundos y en ese tramo cedí 27,7 segundos… Y es más, en la segunda pasada por ese sector, fui el más rápido… Pero lo importante es que estamos bien, esperemos funcionar de la misma forma en las dos últimas”, agregó “Gero”.

El de Yerba Buena se posiciona cuarto en el certamen, a 103 unidades del líder Villagra pero con dos carreras de Coeficiente 2 por delante como son las de Malargüe (Mendoza) y el GP en Córdoba; es decir, un total de 167 puntos en juego. “Es mucha la diferencia… Estoy pagando el hecho de no haber ido a Toledo. En Entre Ríos salimos a ganar y estuvimos cerca. En las fechas que restan saldremos a ganar, a todo o nada, no queda otra. Estamos bien, funcionando de gran manera. En algunas citas como La Rioja o Catamarca tuvimos algunos percances, pero me deja tranquilo el hecho de saber que cuando el auto está, siempre peleamos arriba. Me siento feliz por el ritmo, por el rendimiento del auto y el trabajo que venimos haciendo con Nico (García, su navegante)”, cerró Padilla.

Te puede interesar

ESTUVO CERCA, PERO SE QUEDÓ CON LAS GANAS

Augusto D´Agostini aún se lamenta por esa rotura de neumático que le impidió luchar por …